Free PDF to Flipbook Converter

El 9 Es Un Número Divino, Por

El 9 es un número divino, por así llamarlo, y como tal, encierra entre sus entrañas de perfección, lo que se denomina, la Universalidad de la Perfección de Dios, o si queremos hacerlo más terrenal, la Universalidad de la Per-fección Numérica, es decir que el número 9, es a la vez, 3 veces 3 (Es como Mercurius Ter Máximus, el Gran Hermes, el 3 veces Grande entre los Grandes, hermetismo que, respecto del cual, [... ] Sabemos muy bien que Pitágoras fue un gran estudioso y crea- dor de una hermandad hermética destinada a la filosofía, a la música y a las matemá[... sabemos muy bien que Pitágoras fue un gran estudioso y crea-dor de una hermandad hermética destinada a la filosofía, a la música y a las matemáticas), entonces, el número 9, representa a Dios mismo, al Arquitecto del Universo, al Hermetismo, a una filosofía oculta y milenaria, que le precede al querido herma-no Pitágoras, y que el Gran Hermes podía comprenderlo cla-ramente, por entre sus intrincados intersticios matemáticos y filosóficos, pero quizás, Pitágoras, solo se encontraba muy cerca de encontrar la respuesta a sus intuiciones, muy cerca de hallar la respuesta a esta supuesta conspiración que él mismo mencio-naba (y que expresa el artículo que ha originado esta reflexión de mi parte), pero no pudo demostrarlo, aparentemente, pero su poderosa intuición comprendía muy bien que existía, -o existe-, un gran secreto extra, velado para su entendimiento, y que ter-minó destruyéndolo, tanto a el, como a sus relaciones familiares cercanas y no tan cercanas, debido a su supuesta “paranoia”, paranoia que yo la denominaría de otra manera, fundamentado en mi propia experiencia, y que se corresponde con el impulso innato de la inteligencia, ese impulso que nos permite ir más allá de lo evidente, porque la poderosa intuición de Pitágoras, así se lo exigiría, segundo tras segundo de su vida, una y otra vez, como un mazo golpeando sobre un cincel que da forma a una roca, como comprendiendo de manera casi exacta, lo que él estaba realizando.

Pero, el problema de Pitágoras, un Gran Iniciado en los peque-ños y Grandes Misterios, es que él estaba en lo correcto gracias a su poderosa intuición; pero su intuición llegó a ser tan arro-lladora, que las personas que estaban a su lado, no llegaron a comprenderlo en absoluto, debido a aquella diferencia intuitiva de la que yo hablaba en párrafos anteriores; y dichas perso-[... ] Nas, sus familiares y amigos, como es de esperar en este punto, comenzaron a pensar que Pitágoras se estaba volviendo para- noico, que estaba inúti[... nas, sus familiares y amigos, como es de esperar en este punto, comenzaron a pensar que Pitágoras se estaba volviendo para-noico, que estaba inútilmente obsesionado, que se había con-vertido en un simple “loco” embarcado en una búsqueda sin tener ningún sentido ni ninguna dirección, pero, la realidad era, -a mi modo de ver este tema-, que todos, -o la mayoría-, de las personas que se encontraban alrededor de una persona como Pitágoras, la misma persona que había conseguido desarrollar una gran intuición, respecto de algún tema en particular, había conseguido también, -y sin quererlo-, quedarse solo en el mun-do de las relaciones interpersonales, debido a que, las perso-nas que lo acompañaban en su vida diaria, los que estaban a su lado, comenzaron a creer que esa gran intuición de Pitágoras, era algo patológico, en lugar de comprender, -a duras penas, al menos-, que lo que Pitágoras hacía, se correspondía con un comportamiento relacionado exclusivamente a una Alta Reve-lación que trasciende al pensamiento común y corriente.

#masonería - #también - #pitágoras - #bautista - #caballeros - #religión - #entonces - #símbolo - #templarios - #intuición - #sociedad -

Copyright © 2017 1plusV A French Tech Company.